Malversadores editoriales.

viernes, 8 de febrero de 2013

Todavía me dura el cabreo que me agarré ayer tras leer esta interpretación de datos de los Sres. Editores (no todos, ya lo sé) sobre hábitos lectores de la fauna que somos: aquí la prenda. En su película el lector digital es el malo que ningunea la propiedad intelectual, el depredador despiadado del "todo gratis y todo pa' mí". Los Sres. Editores no comentan que un libro de 23 € en papel tiene un 4% de IVA. Tela lo que sisan de ahí ellos. Tampoco dicen que en el resto de países que no están -como nosotros- en el pleistoceno de la era bibliográfica digital, salen a la venta SIMULTÁNEAMENTE libro en cartoné - la tapa dura de toda la vida- bolsillo y electrónico, cada uno con su precio diferente para segmentos de público diferentes. El más barato es el del e-book, claro. Eso aquí no. Aquí ponemos e-books a precios de escándalo, si es que lo sacamos, ojo, o con DRM y candado; y paseamos el bolsillo cuando hemos exprimido bien las pilas de "en grande". Me da que la realidad es más compleja, no sé, yo a veces estoy en el 4 de cada 10 y a veces en el 6 de cada 10. Según el precio, claro. No me gusta que me roben más de lo habitual. Pago feliz, como mucho, hasta 9 euros por según qué capricho electrónico y la media de euros por e-book que me gasto será de 4 euros. Pago encantada ediciones bien hechas (Nórdica e-books), trabajos currados (e-Cicero) y tochos que comprimidos se llevan mejor en el Kindle (Vgr. Broma infinita ). También uso las bibliotecas, porque al final del día, ME GUSTA MÁS EL PAPEL, pero la nómina no da para gastarme entre 18-23€ cada vez que quiero leer. Tampoco comentan los recortes a bibliotecas para comprar novedades y las inexistentes inversiones en proyectos para préstamos de libro electrónico. Por último, si leo algo que me llega al tuétano y lo he cogido prestado en biblioteca o lo he recibido en un intercambio de archivos, ME LO COMPRO. Y si te descuidas en la edición más cara. Es lo que tenemos los lectores del último cuarto de S.XX, la manía de tener el libro en nuestra mano. Si esto les parece malversación, que esperen a que crezcan los cachorros nativos digitales. O espabilan ya o se van, directamente, a la mierda. 





3 comentarios:

Francesc Bon 8/2/13 12:00  

Si es que no somos tan malos. Me lo descargo por el Emule y leo diez hojas, miro en la biblioteca a ver si está y si veo que no voy a leerlo en condiciones o que me atraso en devolverlo lo acabo comprando, si puedo, en edición de bolsillo, porque fetichismo mío con libros no es compatible con pagar todas las facturas que llegan. Simple.

Deborahlibros 8/2/13 12:34  

¡Mira el truquillo del Francesc! Simple y eficaz, el malversador :-) Con la de yogures que se pueden comprar con el último de de G.G. Martin... Que lo sacaron a 45 eurazos, sin versión e-book, y tienen el cuajo de llamarnos ladrones...

Francesc Bon 9/2/13 0:39  

Si hubiera de quedarme con todo lo que leo! Y me dejé al amigo Gustau de Cercles, que es capaz de encontrarte la obra de Faulkner enterita por menos de 20 euros.

ShareThis

Sobre mí.

Copia, si quieres, pero méntame.

Licencia de Creative Commons

Visitas

  © Blogger template Writer's Blog by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP