It's settled

domingo, 12 de enero de 2014

No sé si terminaré pisando Nueva York. De momento empieza a tomar forma un delirio nocturno de la primavera pasada convertido en síndrome. Todavía está por ver que alcance la pasta, que consigamos canguros, que nos dejen entrar, que los tres calendarios laborales sean aprobados, que los planetas se alineen correctamente, en fin, que todos los factores de la coctelera esta que llamamos vida se agiten hasta diluirse homogéneamente. Nunca quise cruzar el charco, pero el póster de "Manhattan" que tengo tras la pantalla del ordenador ha debido de funcionar cual virus latente en mi retina hasta que se ha desencadenado sin vuelta atrás. Ese póster tiene la historia de haber salido del Mercat de Sant Antoni, santuario infantil de quien suscribe, donde los domingos de finales de los setenta se cocinaban nuestros intercambios de cromos "lo tengui, lo tengui, lo tengui, no lo tengui" y donde esta cercana señora se encargó de regalarme, unos veinte años después, la imagen de la película de Woody Allen. No hablo de conexiones astrales, no, esto son simples devenires, y mientras espero a ver dónde me llevan disfruto con la idea de conseguirlo.



1 comentarios:

Yvette 12/1/14 6:19  

Esta cercana señora cree firmemente que Nueva York la está esperando a usted. Ponga fecha y lo demás se ordenará. Abra las manos y dispóngase a recibir. Suerte. Y gracias emocionadas por tantos años.

ShareThis

Sobre mí.

Copia, si quieres, pero méntame.

Licencia de Creative Commons

Visitas

  © Blogger template Writer's Blog by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP