Marchando una reforma constitucional

viernes, 2 de septiembre de 2011


Pues verás, yo quería hacer un referendum, pero no hay tiempo, resulta que dice la alemana que era para ayer... y además, preguntar a la gente tiene su riesgo, ya lo dijo Felipe, si le toca con más horas de vuelo para rato monta el de la OTAN. Aún y todo, no "preocuparsen", que los "referendums" en este país no son vinculantes, si sale lo que no me gusta y estoy en el Gobierno, puedo hacer luego lo que me de la gana, que sigue siendo legal. Para pasar el trago este me calzo a unos cuantos profesores, que, total, no pegan ni golpe y tienen demasiadas vacaciones. Además, la importancia de la educación en la sociedad actual está sobrevalorada. Como los tipos de contratos, qué más te dará temporal que indefinido si rebajo la indemnización de los días por año trabajado en el indefinido y dejo que acumules temporales como los cromos de la liga del crío, que menudos "tochos" de "repes" me trae.  Luego cierro unos cuantos ambulatorios y recorto el gasto en subvenciones a proyectos de ONG de acción social, que pa' qué, ya cuidarán las señoras a todos los que tienen que ser cuidados, traídos y llevados ¿no?, ¿no hay más mujeres en paro?, pues ya está. Arreglau. ¿Cómo?, ¿cambiar más cosas ya que le metemos mano? Buah, estás más perdido que un pedo en un jacuzzi. Ponte las pilas, tú no mandas, tú sólo puedes indignarte, bueno, indignarte y votar, nada más.


0 comentarios:

ShareThis

Sobre mí.

Copia, si quieres, pero méntame.

Licencia de Creative Commons

Visitas

  © Blogger template Writer's Blog by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP