"This is America, man"

sábado, 5 de enero de 2013

Estamos en el epicentro, mi contrario y yo. Temporada 3 de 5. Un verdadero sinvivir. De Elizaldea a Baltimore ida y vuelta todas las noches desde hace quince días. Estamos destrozados, pero alegres. Descansamos en Nochebuena, por imperativo legal. Dos capítulos saben a poco así que caen de tres en tres, lo que nos lleva a que no hay día en que cerremos el ojo antes de las 01:30 de la madrugada. La leche que nos vamos a pegar a partir del martes va a ser de pánico. Miedo le tengo. Por lo demás, lo mejor que me he echado a los ojos en mi vida televisiva, que no es de récord pero tampoco está nada mal. Durante el día comentamos la jugada -aquel diálogo imperdible, esa escena épica- y así pasamos el rato hasta que llega la noche y volvemos a largarnos a Baltimore. Hasta me dejan parar cada hora para bajar a fumar al garaje. El cielo. Estoy en el cielo. 


3 comentarios:

Francesc Bon 5/1/13 11:26  

Esto.... ya sabes que no dejo de recomendar esta serie cada vez que puedo en mi blog, por lo que no me atribuyo ningún otro mérito que compartir la fascinación. Junto a The Sopranos (que debería ser la siguiente) el absoluto hito de la TV y una muestra clarísima de por qué el cine debe andarse con mucho cuidado.
Lo que te queda, aún.

Deborahlibros 5/1/13 16:13  

¡¡¡Gracias por los ánimos!!! Jajaja. Disfrutando a tope, se me está poniendo acento del Distrito Oeste...Y Los Soprano era fantástica, pero ésta me está gustando todavía más, si cabe. ¡Salud!

Francesc Bon 7/1/13 23:05  

Ay. Cuando conozcas a Snoop y a Marlo. Madre de Dios.

ShareThis

Sobre mí.

Copia, si quieres, pero méntame.

Licencia de Creative Commons

Visitas

  © Blogger template Writer's Blog by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP